Cuento Corto: “Cuando va haber tiempo”

En mi clase de español, escribimos cuentos cortos sobre el tema del género. Este es mi cuento y estoy feliz con el resulto. Lo siento que no lo traduje en inglés pero es demasiado largo. ¡Espero que disfruten!

In my Spanish class, we wrote short stories about the theme of gender. This is my story and I’m happy about the result. I’m sorry I didn’t translate it into English but’s it’s too long. I hope you all enjoy!


Cuando va a haber tiempo

Cristina miró a su reloj. Eran las seis de la mañana. Trabajó en la biblioteca toda la noche por la segunda noche esta semana y sólo era miércoles. Suspiró y puso sus libros y su portátil en su mochila. Su próxima clase iba a empezar en dos horas y si se apresuraba, podría ducharse y hacer un café antes de tenía que salir para su clase.

Miró a su celular. Tenía tres mensajes de texto de Marco. Los había recibido toda la noche. Los ignoró. Podría responder luego.

No era que a Cristina no le gustaba Marco. Al contrario, le gustaba Marco muchísimo. Marco era el tipo de hombre que a todos les gustaba. Era cómico, inteligente, simpático y según sus amigas, era el hombre perfecto. Sus amigas creían que los dos se casarían después de la universidad y sí, podría ocurrir. Eran novios desde hace casi un año y los padres de Cristina lo adoran, especialmente su padre. Dijo que Marco era un hombre con sus prioridades en orden. Marco iba a ser un ingeniero y podría mantenerla en el futuro. A su padre, no le importaba que Cristina tuviera deseos para el futuro también. Quería ir a una facultad de derecho y convertirse en un abogado y por eso era tan importante hacer bien en sus clases y ser un líder en sus organizaciones en campus. Cada reunión del consejo estudiantil y cada ensayo de criminología eran inversiones en su futuro o al menos Cristina se lo dijo a misma mientras corría a su clase.

Con el doble esfuerzo de la cafeína y su dominio propio, Cristina se mantuvo despierta. Después de tres clases, dos reuniones y cuatro tazas de café volvió a su cuarto y colapsó en su cama. Eran las siete de la noche. Cristina empezaba a cocinar un paquete de Ramen cuando sus amigas María y Celia entraron.

—¿Estás bien?—Celia le preguntó.

—Hablamos con Marco y está muy descontento.—María continuó

Cristina se detuvo.—¿Qué? ¿Por qué?

—¿No sabes?—dije María

—No. No sé. ¡No tengo tiempo para esto!—Cristina respondió.

—y puede ser el problema.—dijo Celia.

—¿Qué quieres decir?—Cristina le preguntó.

—¿Has hablando con Marco últimamente?—María dijo.

—Hablamos hace una semana pero estoy preocupada y él sabe. Él entiende.—Cristina estaba perdiendo su confianza.

—¿Él entiende? ¡Nosotras no entendemos! ¿Quieres ser feliz? ¿Por qué no estás tratando de estar con Marco?—María dijo.

—¡Soy feliz!

—Pero Marco no está feliz.—María digo

—¿Cómo saben?

—Porque les dije.—Marco dijo cuando entraba.—¿Has leído alguno de mis mensajes?

—¡Estaba preocupada!—Cristina respondió defensivamente.

—¡Pero siempre estás preocupada! Dices que vas a tener tiempo luego pero nunca lo tienes. ¿Cómo puedes ser una novia si nunca te veo?

—¡Tengo mucho tarea!

—Pero parece que tu tarea es más importante a ti que yo.

—¡Porque es!—Marco esquivó sus ojos.—¡No! ¡Eres importante! Es que esta tarea es para mi futuro. Pensé que entendías. Pensé que te gustaba que fuera motivada.

—Me gusta o pensé que me gustaba pero ahora solamente quiero una novia que esté presente. Una novia que quiere un futuro conmigo.

—¡Estoy presente cuando puedo estar presente y quiero estar contigo! ¿Por qué estás diciendo esto ahora? ¿Por qué estás aquí?

—Porque llegué para salir contigo a cenar. Teníamos reservas a las seis para nuestro aniversario. Ha sido un año.

Los ojos de Cristina se abrieron amplios—Lo siento mucho. Me olvidé completamente. ¿Podemos cambiar la reserva?

—No. Dudo que podamos. Esto ha pasado demasiadas veces. Puedes recordar todas las reuniones con tus profesores y las fechas de todas tus exámenes pero es la tercera cita que has olvidado. No puedo lidiar contigo más. Pienso que es el fin.

—¿En serio?

—Si me dices que pasarás más tiempo conmigo que con tu tarea, cosas podría cambiar.

—Sabes que no puedo cumplir esta promesa.

—Entonces. Lo siento.—Marco salió de su cuarto para la última vez.

—¿Estás bien?—ofreció Celia.

—No, es estúpida.—respondió María—No trataste de cambiar su opinión. Todo es “para tu futuro” pero no entiendes que no necesitas un futuro si estás con él. Eran perfecto junto, ¿qué más puedes querer?

Cristina se quedaba en el silencio cuando Celia y María salieron. No debería estar sorprendida por todo. La ruptura, las reacciones de sus amigas, todo tenía sentido. Se preguntaba si María estaba en lo cierto. ¿Era estúpida porque se preocupaba demasiado de su tarea? ¿Sería más feliz si pasara menos tiempo con su tarea y no se preocupaba sobre su futuro al menos que su futuro con su novio? ¿Sería feliz como ama de casa de Marco?

Miró a su celular por la segunda vez aquel día. Tenía siete mensajes de Marco. El primer decía: «Hola ¿estás preocupada?» El segundo: «Probablemente estás preocupada. ¡Buena suerte!» El tercero: «María me dijo que todavía estás en la biblioteca. No te quedes despierta toda la noche.» El cuarto: «Buenos días. Espero que durmieras anoche. ¡Buen aniversario!» El quinto: «¿Todavía estás preocupada? No me sorprende. Recuerda que tenemos una cena esta noche.» El sexto «Estoy viniendo a recogerte. ¿Estás lista?» El séptimo: «¿Estás aquí? Por favor, no me digas que te has olvidado de nuestra cita otra vez. Cristina, por favor.»

Cristina puso su celular en su escritorio. Quería estar con Marco pero no era el momento. Pensaba a si misma, tal vez cuando no necesitaba trabajar tan intensivamente para lograr sus metas, podemos estar juntos otra vez. Sin embargo, sabía que no era posible. Marco no iba a esperar por ella. No era justo para él. Mostraba sus prioridades cuando no respondía a sus mensajes y él no era una de ellas.

Miró a su reloj. Quería llorar pero no había tiempo. Tenía un ensayo para escribir, cuatro capítulos para leer y un proyecto para completar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s